Saltar al contenido

El mercado inmobiliario comienza a estabilizarse

Las operaciones se frenan antes del último trimestre del año, pese a registrar el mejor septiembre en años.

Tabla de contenidos

Aunque durante el mes de septiembre se han registrado algo más de 57.000 operaciones de compraventa, la mejor cifra en dicho mes desde 2007, es el porcentaje interanual (6,9%) más discreto de los últimos 18 meses.

El sector venía creciendo a doble dígito desde la pandemia ya que, en ese momento, tanto un perfil español como extranjero se aventuraron a adquirir una nueva vivienda debido a la incertidumbre económica y social vivida. Gracias a ello, en lo que va de año se han vendido casi medio millón de viviendas, a falta de cuantificar el último trimestre de 2022.

El enfriamiento del mercado: causado por múltiples factores

No existe un único detonante para justificar la bajada de las operaciones, sino más bien un conjunto de factores. Según los expertos, los máximos responsables han sido la subida de la inflación junto a la subida de los tipos de interés. El primero, ha causado que la capacidad de ahorro de los compradores sea menor y, la segunda, que adquirir una hipoteca sea mucho más caro que meses atrás.

El INE avanza la sensación de una nueva dinámica por parte del mercado inmobiliario

Las encuestas del INE no solo muestran la bajada de operaciones de viviendas, sino de todo tipo de inmuebles. Las fincas rústicas han descendido un -11,1%, mientras que los garajes, trasteros, solares y el resto de tipologías un -6,1% respecto al año anterior.

En lo que respecta a la diferencia entre nueva construcción y segunda mano, la primera ha sufrido un descenso mucho más significativo, en términos de venta, debido al aumento de los costes de construcción y los problemas de suministros. Estos factores han hecho que muchos compradores hayan tenido que irse al mercado de segunda mano, el cual ha cerrado septiembre con más de 47.000 operaciones.

Las operaciones descienden en cuatro comunidades

Únicamente cuatro comunidades han sufrido un peor septiembre que un año antes. La lista la encabeza Navarra, con un descenso del -21,9% de las operaciones. A ella le sigue Madrid (-4,8%), Andalucía (-2,2%) y Castilla y León, donde el descenso ha sido del -0,6% y se puede considerar un estancamiento.